domingo, 29 de mayo de 2016

Recorridos

El recorrido que hice desde que comenzó el Curso de formación en Producción de Contenidos y Ambientes Digitales Educativos es inmenso, porque se me abrió un mundo que sabía que existía pero en el que no había incursionado.

Apenas estoy comenzando a visualizar las enormes posibilidades que tenemos al alcance de la mano para mejorar y potenciar el trabajo en el aula, acercándoles a los chicos formatos y lenguajes que para ellos sí son más cotidianos y reales. Son esas “experiencias anfibias” de las que habla Maguregui, en la que se pueden complementar y confluir diversas herramientas que posibilitan un aprendizaje experimental, vivencial.

Esos caminos son los que me estoy animando a transitar, con más dudas que certezas pero con el entusiasmo de quien sabe que es por ahí por donde hay que caminar…

Cuando empecé el curso, ni siquiera tenía Facebook!! Y de golpe y sin anestesia entré al otro mundo construyendo un blog y un twitter (con la ayuda de mis hijas, debo confesar)

Por un lado, las TICs son el súmmum de la obsolescencia programada (les recomiendo que vean el documental “"Comprar, tirar, comprar": la historia secreta de la obsolescencia programada”, producido por la televisión española)

Por el otro, posibilitan las producciones colaborativas, la experimentación, la conectividad sin fronteras, donde los consumidores/usuarios tenemos un rol activo y creativo, y podemos convertirnos en productores/realizadores.

Muchas cosas están cambiando en la escuela y especialmente con los docentes que le vamos perdiendo el miedo a las tecnologías y avizorando el potencial que nos brindan si se trata de que los alumnos aprendan motivados y participen activamente de este proceso. Repensar nuestras prácticas educativas incorporando nuevas prácticas, nuevos formatos.

Las primeras señales llegaron cuando las netbook desembarcaron en las escuelas públicas, donde los alumnos de menos recursos pudieron llevar a sus casas y a sus familias una herramienta que comenzaron a compartir con sus padres que, en muchos casos por primera vez, podían tener en sus manos. Quizás el cambio no se notó tanto en las aulas, porque al no tener conexión en las escuelas, las clases siguieron casi iguales.

De todas maneras, cada vez más docentes están buscando y experimentando nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. La cantidad de experiencias creativas que se pueden ver en la web dan cuenta de este fenómeno.

Destaco algunas puntas que se me fueron apareciendo en este camino vertiginoso e incierto para llegar a ser una ciudadana digital. Siemens nos dice: “La vida media del conocimiento es el lapso de tiempo entre el momento que el conocimiento es adquirido y se vuelve obsoleto”. Lo importante es poder usarlo cuando se lo necesita, y tener la habilidad para conectarse con las fuentes de conocimiento adecuadas. Estas habilidades se van a hacer imprescindibles para los alumnos y docentes 2.0. Habrá que estar preparados para no quedar obsoletos como los aparatos tecnológicos.

martes, 17 de mayo de 2016

Me PLEgunto...

Me pareció muy útil organizar y visualizar la forma de gestionar mi aprendizaje. Al principio no entendía el sentido, pero cuando vi este primer resultado entiendo que todavía soy una “visitante” y me falta interactuar, compartir y conectar mucho más. El input va bien, me falta trabajar en el output!!




Utilicé un programa de diseño muy sencillo que se llama Smartdraw.




jueves, 5 de mayo de 2016

Acerca de las nuevas formas de comunicarnos con el mundo

Los desafíos que se plantean a partir del desarrollo de las nuevas tecnologías nos invitan a indagar, analizar, investigar y en consecuencia transformar las maneras de comunicarnos. Para una migrante digital, el desafío es más grande aún: tratar de adquirir nuevas habilidades sin morir en el intento, y así obtener “la ciudadanía digital”, sin que mis hijas, compañeros de trabajo, amigos y el universo todo me expulsen de ese “país” por indocumentada, valga la actualizada comparación.

Nuevos espacios de conectividad, nuevas prácticas sociales, nuevos escenarios de socialización, nuevos medios, nuevas formas de contactarnos con el mundo…

¿De qué manera el uso que hacemos de la tecnología desdibuja o estructura nuestras prácticas sociales? nos interpela Cristóbal Cobo.

La comunicación se hace más inmediata, la circulación de la información es más horizontal, con nuevas maneras de generar contenidos, nuevos modos de participar, de expresarnos, de interactuar, de construir comunidad, de ser ciudadano. El ciberactivismo aparece como una nueva forma de resistencia y militancia política, social y ambiental para generar cambios o por lo menos incidir en temas que preocupan a la sociedad.

Los grupos ambientalistas entre otros, han utilizado esta herramienta para poner en la agenda temas muchas veces invisibilizados en los medios de comunicación tradicionales.


Comparto fotos y un video filmado hace un par de días muy cerca de mi casa en Paraná (lamentablemente salió sin audio) que muestra una práctica habitual en nuestra ciudad. Podríamos titularlo: Con las manos en la masa.





Con las manos en la masa

video